jueves, 20 de diciembre de 2012

Noche de Paz y la Tregua de Navidad

Se conoce como Tregua de Navidad a un breve alto el fuego no oficial que ocurrió entre el Imperio Alemán y las tropas británicas estacionadas en el frente occidental de la Primera Guerra Mundial durante la navidad de 1914. La tregua comenzó en la víspera de la Navidad, el 24 de diciembre de 1914 cuando las tropas alemanas comenzaron a decorar sus trincheras, luego continuaron con su celebración cantando villancicos, específicamente Stille Nacht (Noche de paz). Las tropas británicas en las trincheras al otro lado respondieron entonces con villancicos en inglés.

Ambos lados continuaron el intercambio gritando saludos de Navidad los unos a los otros. Pronto ya había llamadas a visitas en la tierra de nadie, donde pequeños regalos fueron intercambiados: whisky, cigarrillos, etc. La artillería en esa región permaneció silenciosa esa noche. La tregua también permitió que los caídos recientes fueran recuperados desde detrás de las líneas y enterrados. Se condujeron ceremonias de enterramiento con soldados de ambos lados del conflicto llorando las pérdidas juntas y ofreciéndose su respeto. En un entierro en la Tierra de nadie, soldados británicos y alemanes se reunieron para leer un fragmento del Salmo 23:

El Señor es mi pastor, nada me falta. Sobre pastos verdes me hace reposar, por aguas tranquilas me conduce. El Señor me da nueva fuerza, me consuela, me hace perseverar. Me lleva por el buen camino, por el amor de su nombre. Aunque camine por un valle oscuro no temeré mal alguno porque Él está conmigo.

La tregua se propagó hacia otras áreas, y hay muchas historias — algunas quizá apócrifas — de partidos de fútbol entre las fuerzas enemigas. Hay cartas que confirman que el resultado de uno de esos juegos fue 3 a 2 a favor de Alemania.

En muchos sectores la tregua sólo duró esa noche, pero en algunas áreas duró hasta el año nuevo, e incluso hasta el mes de febrero.

La tregua ocurrió a pesar de la oposición de los niveles superiores de los ejércitos. Anteriormente un pedido hecho por el papa Benedicto XV de una tregua entre las partes en guerra había sido desoído.

Los comandantes británicos John French y Sir Horace Smith-Dorrien juraron que una tregua así nunca volvería a permitirse (sin embargo ambos habían dejado el mando antes de la Navidad de 1915). En los años subsiguientes se ordenaron bombardeos de artillería en la víspera de la festividad para asegurarse de que no hubiera más reblandecimientos en medio del combate. Asimismo las tropas eran rotadas por varios sectores del frente para evitar que se familiaricen demasiado con el enemigo. A pesar de esas medidas hubo encuentros amigables entre soldados, pero en una escala mucho menor que la de los encuentros del año anterior.

La magia de una canción.

Hoy, a tan sólo dos años de distancia de cumplirse un siglo del fin de ese conflicto que cambió para siempre la configuración política, militar y económica del mundo, los informes sobre su origen y su desenlace son exhaustivos.

De esa primera batalla global, donde soldados de territorios tan distantes y dispares de Europa, como India, Sudáfrica, Japón, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Canadá se unieron a las hostilidades, lo sabemos casi todo… casi todo sobre la guerra… pero ciertamente muy poco sobre la paz.

Porque ese conflicto planetario, tuvo una “insurrección pacifista” nacida ni más ni menos que de los mismos soldados, y sucedió en la noche de Navidad de 1914.

Un suceso que se antoja mágico y que suena a cuento, pero que fue real, a pesar de que los gobiernos y los medios de comunicación de la época intentaron eclipsar la historia, conocida como “La tregua de Navidad” o “La tregua de Khaki Chum” –en alusión a las vestimentas militares de la tropa-Noche de Paz

En esa última guerra de trincheras, los soldados de uno y otro bando solían estar separados por apenas unos metros. No sólo podían intuirse, sino que podían perfectamente verse… y oírse.

Y quizá porque la vida posee más significado de cara a la muerte, aquella Nochebuena de 1914, esa cercanía obró el milagro: las armas callaron, y los hombres cantaron.

"Todo ocurrió espontáneamente, en forma muy misteriosa. Un espíritu más fuerte que el de la guerra prevaleció aquella noche", recordaría años más tarde Leslie Walkington, un fusilero de 17 años, citado en el libro de Malcolm Brown & Shirley Seaton.

No es fácil cantar de paz en medio del temor, y sin embargo, varios artículos y libros que rescataron aquella experiencia, cuentan cómo los villancicos navideños lograron hermanar a los enemigos: ingleses, franceses y alemanes que se enfrentaban en un paraje de Bélgica.

Stanley Weintraub, autor de “Noche de Paz, la increíble historia de la tregua de 1914”, (1) recoge en su libro diversas fuentes que confirman esta historia.

El título no es gratuito, puesto que los testimonios recuerdan que los soldados alemanes, comenzaron a cantar Stille Nacht (Noche de Paz). El bando de los aliados, separados de la trinchera germana por no más de 60 metros respondió: también cesó el fuego y acompañó los villancicos con sus instrumentos, para luego cantar a su vez melodías en su lengua…

La música, dicen, es en sí mismo un “idioma de paz”… un idioma que, esa noche, en alianza con la fecha navideña, terminó por borrar no sólo la distancia física, sino la distancia que imponían los uniformes y las insignias que aquellos soldados.

Fuente: Internet.

viernes, 14 de diciembre de 2012

Una feliz Navidad y un productivo año 2013.

Una feliz Navidad y un productivo 2013 lleno de salud, éxitos y bendiciones, es el deseo de la Fundación Amimusica para toda la comunidad de CMC y para nuestros seguidores de Venezuela y el Mundo.

 

jueves, 13 de diciembre de 2012

La flauta y la guitarra resonaron en grandes interpretaciones

Artículo de El Carabobeño, miércoles 12 de diciembre de 2012.


El ensamble de Flauta interpretó un especial repertorio que abarcó obras desde el barroco hasta aguinaldos y la gaita tradicional.(Foto Andrés Galindo)


Rosa Alejandra Hernández

rhernandez@el-carabobeno.com

Destacados músicos del Conservatorio de Música de Carabobo ofrecieron una jovial presentación en el tercer recital de la temporada 2012-2013, en donde las flautas y las guitarras fueron las grandes protagonistas.

El auditorio de El Carabobeño acogió la musical velada en la que 33 ejecutantes de ambos instrumentos mostraron su talento con grandes interpretaciones.

El recital inició con la participación del Ensamble de Cuerdas Pulsadas del CMC, bajo la dirección del profesor Jorge Pérez. Entre los temas interpretados estuvieron: “Pecsacaglia” de Harold Lenselink, “Adiós Nonino” de Astor Piazzolla, “Maracaibo en la Noche” de Jesús Reyes con arreglos de Jorge Pérez, los aguinaldos “Niño Lindo”, “Cantemos Cantemos” y Aquel Zuliano de Renato Aguirre con arreglo de Jorge Pérez.

La segunda parte del concierto deleitó a los asistentes con la presentación especial de las estudiantes Victoria Ferrini y María Laura Marcano, quienes interpretaron la tradicional obra de Franz Gruber “Noche de Paz”.

El Ensamble de Flauta, bajo la dirección del profesor Oscar Leañez, fue el encargado de culminar la velada con un especial repertorio que abarcó obras desde el barroco hasta aguinaldos y la gaita tradicional. “Música Acuática” de Allegro Maestoso y George F. Handel, “Dama Antañona” de Francisco De Paula Aguirre, “Hey Jude” de John Lennon & Paul McCartney, “Chica de Ipanema” de Antonio C. Jobin con Arr. Marcos Mapelli, “Manisero” de Moisés Simons con arreglos de Geoca Cubelo, “El Niño Jesús Llanero” de Simón Díaz con arreglos de Andrés Moreno, “Mambo N° 5” y “4” de Dámaso Pérez Prado con arreglos de Iván Sánz y “Gaita Onomatopéyica” de Neguito Borjas con arreglos de Marcos Mapelli, conformaron los temas interpretados.

Ariana Corrales, Francesca González, Oriana González, Isaac Granja, Francis Medina, Fiorella Milano, Andrés Moreno, Angela Palomino, Andrea Prada, Adriana Saravia, José Torres, Nerelys Tovar, Marian Trejo y los músicos invitados Jesús Montilla y Alvaro González (percusión), Richard Gómez (bajo) y Luis Vásquez (cuatro), fueron los intérpretes de tan especial repertorio e integran el Ensamble de Flauta.

En el Ensamble de Cuerdas Pulsadas estuvieron: Alberto Alenza, Orlando Castro Ariana Corrales, Armando De Benedetis (Músico Invitado), Víctor Delgado, Richard Gómez, Janet Goncálvez, Félix González, Editsón Noriega, Daniela Palmisano, Adriana Pérez, Rolando Pernalete, Manuel Rodríguez Francisco Terán, Kelmir Velásquez.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Fotografías de: Un Regalo Navideño del CMC.


Martes 11 de diciembre de 2012.

Un Regalo Navideño del CMC 2012, el la Iglesia de los Salesianos.
Con la participación de: Orquesta Inicial del CMC, Orquesta Sifónica del CMC, Coros del CMC, Ensamble de Violoncellos del CMC. Bajo la direccción de: Manuel Vadell, José Carmelo Calabrese, Alemaira Véliz, Marcos Mapelli, Jetsi Pierre y Ariana Corrales. Arreglos de: José Calabrese, Marcos Mapelli, Jorge Pérez y Angel Balán. Anfitriones: Miguel Angel Rodríguez y Carlos Winkelmann. Cátedra de Cello: Celesta Vadell. Directora del CMC: María Vadell.


Hacer clic aquí, para descargar fotos del álbum

domingo, 9 de diciembre de 2012

Fotos del Concierto Navideño 2012.

Concierto Navideño en el Teatro Alfredo Celis Pérez con la Orquesta Sinfónica de Carabobo, Coros del CMC y artistas invitados.

Hacer clic aquí, para descargar fotos del álbun

Invitación a Un Regalo Navideño del CMC.

Con la Orquesta Sinfónica del CMC, Orquesta de Iniciación del CMC y Coros del CMC.
 

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Fotos del 3er Recital del CMC.

3er Recital del Conservatorio de Música de Carabobo. Ensamble de Cuerdas Pulsadas del CMC (Dir. Prof. Jorge Pérez Sanez), Cátedra de Flauta Transversa (Prof. Andrea Valeiro), Ensamble de Flautas del CMC (Dir. Prof. Oscar Leañez). Celebrado en el auditorio del CCEAS de el Carabobeño, el miércoles 5 de diciembre de 2012.


Hacer clic aquí, para descargar fotos del álbun

Las ventajas de escuchar música clásica con tus hijos.

Dicen que la música amansa a las fieras y desde luego lo que sí parece comprobado es que estimula diferentes áreas del cerebro, activando la corteza cerebral. Especialmente es la música clásica la que origina actividad eléctrica cerebral tipo alfa, relacionada con la relajación.

Mark Tramo, prolífico compositor a la par que neurocientífico de la Escuela Médica de Harvard, asegura que “la música está en nuestros genes”, y considera que todos venimos al mundo “con capacidad innata” para ella. Los estudios que se están realizando en la actualidad tratan precisamente de analizar la ‘biología de la música’, es decir cómo se relacionan la música y el cerebro tanto al escucharla como al crearla, al objeto de utilizarla como medida terapéutica en casos de dislexia o Alzheimer.


Efectos Tomatis y Mozart

De momento existen efectos demostrados desde mediados del siglo XX. Por un lado el conocido como efecto Tomatis, médico francés que utilizó la música clásica para superar dificultades auditivas y del lenguaje y que demostró su utilidad para la rehabilitación del lenguaje y el desarrollo del habla.

Por otro lado, se conoce el efecto Mozart, cuya utilidad se ha demostrado incluso en casos de grandes prematuros, estimulando habilidades visuoespaciales y cognitivas. De hecho, escuchar diez minutos de música del compositor vienés puede desencadenar cambios de conducta, ayudando a la concentración y al estado de alerta, induce estados emotivos e incluso produce cambios metabólicos.

 

Ventajas de escuchar la música clásica

A pesar de que muchos relacionan la música clásica con sonidos aburridos, nada más lejos de la realidad. Una muestra de ello es el proyecto ‘La isla de los sonidos’ promovido por la reputada directora de orquesta Inma Shara, y que ya cuenta con su segundo volumen. Se trata de una iniciativa llena de energía que traslada a los niños a mundos mágicos sonoros.

Y por si la diversión no es suficiente excusa para acercar a nuestros hijos a la música clásica, enumeramos cinco ventajas más:

1.- Aumenta la capacidad de memoria, la atención y concentración, del mismo modo que estimula la creatividad y la imaginación infantil.

2.- Mejora la habilidad para resolver problemas matemáticos y ayuda con los razonamientos complejos.

3.- Favorece el aprendizaje y es otro modo de expresarse para los niños.

4.- Estimula el desarrollo integral de los niños ya que actúa en diferentes áreas de desarrollo, tanto físico como intelectual.

5.- Si acompañas la música con movimiento se estimulan los sentidos, los músculos y el equilibrio. Así, bailar es también un modo de expresarse y de disfrutar de la música.

Así la música clásica es un dechado de virtudes ante la que sólo hay que mantener unaprecaución: el volumen, para no producir daños auditivos.

Samán Navideño (El Nacional).

A la periodista de El Nacional se le olvidó el nombre de la Orquesta.

 

martes, 4 de diciembre de 2012

Encendido del Samán marcó inicio de la Navidad en Naguanagua

Fuente: Diario el Carabobeño


El Samán permanecerá iluminado hasta el martes 01 de enero. (Foto Cortesía)

Miles de naguanagüenses presenciaron el tradicional encendido del “Samán de la Navidad”, ubicado en la urbanización Las Quintas y que en esta oportunidad la alcaldía de Naguanagua adornó con más de 600 mil luces para darle la bienvenida a la época decembrina en el municipio.

El alcalde de Naguanagua Alejandro Feo La Cruz, junto a su esposa Malimai Montoya e hijos y el gobernador del estado Carabobo Henrique Fernando Salas Feo acompañado de la primera dama Carolina Anka de Salas, iniciaron el conteo regresivo para iluminar el emblemático samán, el cual le permitirá a toda la familia naguanagüense disfrutar durante esta temporada navideña de un espacio lleno de música, artesanías, gastronomía y un parque de atracciones para niños en un ambiente tranquilo y resguardado por la Policía Municipal y Protección Civil Naguanagua.

El encendido del Samán de la Navidad continuó con un despliegue de fuegos artificiales que iluminaron el cielo naguanagüense y marcaron el inicio de estas festividades. El toque musical de la noche lo dio la Orquesta Sinfónica de Carabobo dirigida por el maestro José Calabrese, quién en compañía de las voces del Coro del Conservatorio de Música y los talentos regionales María Elena Millán, Juan Carlos Páez y Gilberto Ojeda, entonaron temas clásicos y muy acordes a esta celebración decembrina, según nota de prensa. (RAH)

 

Invitación al 3er Recital del CMC.