martes, 31 de julio de 2012

Curiosidades sobre un genio de la música.

El físico Albert Einstein, era un verdadero amante de la buena música; según él “La apreciación de la buena ciencia y la buena música demandan en parte procesos mentales similares”. Sus biógrafos sostienen que cuando estudiaba y construía sus grandes teorías como la de la relatividad, Einstein escuchaba música de Mozart. Algunos dicen que dicha teoría le surgió de un pensamiento metafórico: ¿Cómo se vería la Tierra viajando en un rayo de luz y del acompañamiento de la música del gran genio Mozart?

Mozart es el compositor más precoz y más rápido que ha existido:
Compuso su ópera “La Clemencia de Tito” en sólo 18 días y en otra ocasión compuso, transcribió, ensayó y estrenó en sólo 5 días su sinfonía en Do mayor (Kegel 425), conocida como “Linz”.

El misterioso número 3: Se sabe que Mozart fue Masón y en la masonería el número 3 es muy significativo, ya que representa un papel fundamental en los rituales. Por eso Mozart inundó muchas de sus obras con este número. Así, en La Flauta Mágica, aparecen 3 acordes mayores en la obertura, tres hadas, tres niños que conducen al protagonista por el bosque, tres instrumentos mágicos, tres pruebas, tres cualidades del protagonista, tres templos…

Mozart erótico: Mozart incluía en casi todas sus obras representadas un toque bastante pronunciado de erotismo camuflado. Pero a veces no tan camuflado. De hecho compuso un canon al que tituló de forma totalmente pornográfica: “Leck Mich in Arsch” que así puesto… no dice nada en español…

Como hay menores en este blog, que alguien se los traduzca.

El niño prodigio: Con ocho años, siendo ya un refinado concertista, Mozart compuso su primera sinfonía, y fulminó los requisitos para ser un auténtico niño prodigio. Lo curioso es que su última sinfonía (la número 41) que compuso poco antes de morir, tiene un tema de 4 notas iguales al Andante de la primera: do, re, fa, mi… ¿sabía Mozart que no iba a escribir más sinfonías?

La comercialización de Mozart: Durante un tiempo, se puso de moda hablar del “Efecto Mozart”, y es que, según algunos psicólogos, estimula la inteligencia y aumenta la capacidad de retención, incluso se decía que si las mujeres embarazadas oían música de él, el niño o niña saldría con un alto coeficiente intelectual.

Mozart odiaba el sonido de la flauta: Mozart no soportaba el sonido de una flauta. “Lo único peor a una flauta, son dos”, decía. De hecho los conciertos para flauta que escribió fueron todos por encargo, hasta que por primera vez sustituyó este instrumento por el clarinete, y creó el fantástico Concierto Para Clarinete K.622. A partir de entonces empezó a considerarse este instrumento dentro de las orquestas.

DE MOZART SE HA DICHO:

“Declaro ante Dios que considero a Mozart el compositor más grande que jamás haya conocido”: J. Haydn

“¡Qué extraño que tanto talento se dé en un niño alemán!”: N. Jommelli

“Vemos a Mozart inalcanzable en el terreno de la música, y a Shakespeare en el de la poesía”: W. Goethe

“Nadie podría suponer que en una cabeza tan pequeña cupiera algo tan grande”: C. Theodor

“Después de Mozart, si acaso Dios”: Beethoven.

“Mozart es el compositor oficial del paraíso”: Cioran.

“Mozart es el autor de la Biblia”: Malcom Lowry.

No hay comentarios: